sábado, 21 de noviembre de 2009

Guerrero de humo

Andoni Moreno
 
Me he levantado con la vehemencia del guerrero, dispuesto a dar batalla, a comerme el mundo a dentelladas, estoy eufórico porque tengo la razón, los motivos y el corazón para ello.

Primera batalla: Intentas organizarte con personas con las misma problemáticas para de esta forma tener mas fuerza.

Aunque a muchos les parece bien las asociaciones, no están dispuestos a comprometerse y ayudar, únicamente acuden a ellas cuando tienen problemas puntuales y personales, una vez solucionados, desaparecen.


Hay quién se organiza y todo le parece bien e incluso tiene ideas, pero que el trajo lo hagan otros

Otros a pesar de ir en silla de ruedas no quieren saber nada de otros en su misma situación, ni que les vean juntos, pues ellos no son, ni corresponden a la misma especie.

Hay más que directamente no quieren saber nada, eso no va con ellos, viven en los mundos de Yupi, todo se soluciona de forma esporádica

Luego están las asociaciones profesionalizadas, muchas por ser profesionalizadas ya están prostituidas, solo ven la forma de cumplir expediente, y dejan en el camino la verdadera esencia que la dio origen. “Batalla perdida”

Segunda batalla: Los políticos, nos utilizan para salir bien en las fotos, para decirse a sí mismo lo buenos que son y convencer de ello a los votantes, cuando intentas hacerles ver la problemática y el incumplimiento de las leyes, te remiten a los técnicos y subalternos, y estos a su vez sabiendo que son sus jefes de forma temporal te ningunean de la forma mas despreciativa. Incluso los departamentos que en teoría tendrían que trabajar por estos temas, además de cobrar por ello brillan por su ausencia. “Batalla perdida”.

Lo que no comprendemos es que, en nuestra desunión esta su fuerza, que ya que no nos ven como personas, que nos vean como número (temblad), que apelando a los derechos como personas y a su sensibilidad no conseguimos nada, pues que nos vean como votantes (3.800.000 personas con discapacidad), lo importante es conseguir el objetivo, luego nosotros nos encargaremos de humanizar esos números. “Batalla perdida”
Ha pasado el día, ni un solo triunfo, estoy cansado y de bajón, las ilusiones se esfumaron, ME RINDO

Andoni

http://blogs.periodistadigital.com/sillaruedas.php/2009/11/21/p255917#more255917