jueves, 27 de abril de 2017

"El día del subnormal"




Ayer ( 11 de abril) fue el día del subnormsal. Campaña a la cual no se otorga la publicidad que suele darse a otras. Pero lo que más me llamó la atención. que pronto dio paso a un sentimiento de gran indignación, fue el ver en qué condiciones se encontraban estas madres que padecen en su propia carne esta desgracia. En una glacial mañana que más parecía de puro invierno y no de abril, sin amparo de nada, totalmente a la intemperie: habiendo tenido que llevar ellas mismas. de sus casas, los ele mentos más indispensables (un mantel o una colcha) para cubrir la mesa en donde depositar el dinero que pudieran recaudar. ¿Por qué esto así? ¿Dónde están esos doseles y telas que ponen en los costados de esas otras mesas, a veces recargadas de cosas superfluas? ¿Por qué tanto para unas y nada para otras? Sí, ya sé que algunas fueron más afortunadas. pero la mayoría no. ¿Por qué esta discriminación?

Es triste que ocurra esto, y ahora más que nunca, porque si hemos padecido cuarenta años de discriminaciones, asusta pensar que tengamos que pasar otros cuarenta esperando...

¡Ah! Quiero hacer resaltar que las huchas se las proporcionó el Obispado. Y también quiero mencionar la labor de los puñados de chicas que se prestaron a postular, pero qué pensará esta juventud que se da cuenta de todo y ven que de las promesas de unos y de otros a la hora de la verdad no hay nada...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de abril de 1978

http://elpais.com/diario/1978/04/21/opinion/261957603_850215.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario