domingo, 24 de julio de 2016

«No existe voluntad efectiva»

La asociación Cota Cero en Córdoba reclama a los políticos el desarrollo de un plan de accesibilidad con medidas concretas, «sin poesía» Prefieren arreglar la ciudad actual y dejar la idílica

 ALBA
Zafra

24/07/2016 

Juan Romero, presidente de Cota Cero, Rosario Caballero y Javier García. - ALBA ZAFRA

La asociación nacional Cota Cero, compuesta por personas con discapacidad física, se creó en agosto del pasado año con el objetivo de eliminar las barreras arquitectónicas, tanto en el urbanismo, como en la edificación, como en el transporte. Desde entonces, y bajo el amparo de diferentes leyes -el decreto andaluz 293/2009; o el artículo 9 de la Convención sobre los Derechos de Personas con Discapacidad- luchan contra los problemas de accesibilidad que minan cada ciudad. Juan Romero, el presidente de la asociación, reclama que las instituciones públicas deberían dar ejemplo contra la discriminación y, sin embargo, les hace sentir “ciudadanos de segunda clase”.


Recientemente, un miembro de la asociación fue atropellado al verse obligado a circular por la calzada, ya que, al cruzar un paso de peatones, una de las aceras estaba habilitada y la de enfrente no. «El sobrecoste al que tanto se acogen los políticos viene porque no se hacen las cosas bien de primeras», dice Javier Fuentes, presidente local. «Lo peor es que nos tratan de forma paternalista», señala Chari Caballero, también miembro de Cota Cero y conocida del accidentado. Tras 10 años en silla de ruedas, Chari, que ha usado el autobús de forma regular mientras aun podía andar, tiene problemas a diario con los transportes públicos. El año pasado protagonizó una protesta poniendo su silla delante de un bus para exigir a Aucorsa que comprobaran las rampas antes de sacar los vehículos. «Esto son sólo detalles, aún tenemos para un libro». H


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario