lunes, 11 de julio de 2016

Los discapacitados centran los ataques de odio con 215 delitos estimados en un año

El informe del Movimiento contra la Intolerancia revela que hubo 123 delitos motivados por la diferencia en 2015 y sitúa el cálculo real en un total de 615

 

Los negros, los gitanos, los extranjeros, los homosexuales, los judíos, las mujeres, los indigentes. El foco de los delitos de odio ha ido cambiando en la sociedad. Ahora, un nuevo perfil emerge convirtiendo en todavía más cruel esta lacra social: son las personas con discapacidad, que el año pasado se convirtieron en el colectivo que sufrió más delitos de odio en la Comunitat Valenciana. El fenómeno ya tiene su propia palabra: disfobia. Según atestiguan los datos del Ministerio de Interior recopilados por el Movimiento contra la Intolerancia en el último Informe Raxen, que se presentó ayer, la Comunitat Valenciana registró el año pasado 123 casos de delito de odio que afectaron a 116 víctimas. Los ataques más numerosos, un total de 43, se dirigieron contra personas con discapacidad.

Y será todavía peor. Movimiento contra la Intolerancia precisa que la cifra global podría ser cinco veces más alta, basándose en la estimación de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que señala que sólo un 20 % de este tipo de delitos se denuncian. El Informe Raxen de 2015 calcula que, a partir los datos de Interior, se produjeron realmente un total de 615 delitos de odio en la Comunitat Valenciana en 2015. Y que los que afectan a personas con discapacidad, en realidad, rondarían los 215.

Aunque no lo recoja este informe, hay estudios que han alertado en los últimos tiempos que cuando se da el binomio «mujer y discapacidad» se dispara el riesgo de sufrir lesiones, amenazas, injurias o actos intolerantes y discriminatorios. Una mujer con discapacidad y dependencia tiene cuatro veces más posibilidades de sufrir violencia machista que el resto.

El informe destaca que los delitos de odio más comunes el año pasado en tierras valencianas fueron, detrás de los motivados por la discapacidad, los que se debieron al racismo y la xenofobia, con 33; la ideología (18); la orientación sexual (17); la intolerancia religiosa (6), el género y sexo (4), y la aporofobia (odio a las personas pobres, con dos casos). En cuanto a las detenciones, se produjeron 75, de las que 24 fueron por delitos relacionados con la disfobia. Movimiento contra la Intolerancia dice en su informe que, tras Cataluña y Madrid, la Comunitat Valenciana se sitúa a la cabeza en el volumen de delitos de odio. Por ello, Movimiento contra la Intolerancia pide a las instituciones que cambien «la insuficiente actividad institucional al respecto».

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2016/07/09/discapacitados-centran-ataques-odio-215/1442431.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario