lunes, 8 de agosto de 2016

Madrid. Famma pide que se reduzca el número de estrellas a los hoteles que no sean accesibles

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (Famma-Cocemfe Madrid) reclamó este viernes a la Administración autonómica la revisión de la concesión de estrellas hoteleras, con el fin de que todos los negocios de este tipo reúnan medidas de accesibilidad y dispongan del ratio de habitaciones adaptadas que estipula la legislación vigente. En concreto, pide que se reduzca el número de estrellas a los hoteles que no sean accesibles.

 

El presidente de Famma, Javier Font, señaló que "es una auténtica vergüenza que en muchas ocasiones para llegar a la recepción del hotel o habitación hay que hacerlo a través de la cocina u otras dependencias que chocan con el trato y la atención que se debe percibir cuando se paga lo mismo que una persona sin discapacidad". 

Font declaró que "se producen circunstancias muy desagradables cuando los hoteles no cuentan con una adecuada eliminación de barreras en los sitios más básicos, como son los baños", provocando que "las personas que pretenden disfrutar sus vacaciones tengan que realizar sus necesidades fisiológicas como pueden o lavarse en barreños". 

Famma recordó que el Decreto 159/2003, de 10 de julio, de Ordenación de Establecimientos Hoteleros de la Comunidad de Madrid, que regula los criterios exigibles en cada categoría de estrellas hoteleras, establece también que los distintos establecimientos hoteleros deben contar con habitaciones adaptadas para su uso por todas las personas. 

De este modo, los establecimientos con un número de habitaciones de entre 20 y 50, deberán ofertar, al menos, una habitación adaptada; los que tengan entre 51 y 100 habitaciones, tienen que ofertar dos habitaciones adaptadas; los negocios con entre 101 y 150 habitaciones tienen que tener, al menos, tres adaptadas para personas con discapacidad, y los establecimientos con más de 150 habitaciones deben contar con, al menos, una adaptada por cada 50 o fracción. 

La federación reiteró que "cuando una persona con discapacidad y/o movilidad reducida se encuentra con un establecimiento hotelero que no es accesible se están vulnerando sus derechos y se está produciendo una discriminación hacia su persona, como ciudadano con discapacidad y como consumidor". 

Por último, Famma pide que la citada revisión de estrellas hoteleras tenga en cuenta también aspectos como "la formación del personal sobre temas de accesibilidad o la organización y gestión del hotel teniendo en cuenta las necesidades y particularidades del colectivo de personas con discapacidad y los criterios de accesibilidad universal y diseño para todos".

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario