lunes, 22 de agosto de 2016

Río 2016. Presentaron los Juegos Paralímpicos con un fuerte ajuste y cierre de sedes por la crisis de Brasil

Desde el Comité Paralímpico Internacional anunciaron reducción de personal y la clausura de Deodoro; tienen identificados a 10 países que podrían no concurrir a los Juegos porque no se les transfirió la beca de viaje; se celebrarán del 7 al 18 de septiembre

Las modificaciones necesarias para los Juegos Paralímpicos

RIO DE JANEIRO.- La crisis política y económica de Brasil ya había puesto en alerta a los Juegos Olímpicos, pero Río 2016 no llegó a sucumbir ante la falta de dinero. El aporte llegó sobre la hora y, en tiempos de récords, repaso de medallas y balances, pocos recuerdan los problemas previos. Pero desde los Juegos Paralímpicos anunciaron que no correrán con la misma suerte. En una conferencia realizada en el Centro de Prensa, los responsables de los Paralímpicos Río 2016 dieron a conocer un fuerte plan de ajuste, con reducción de personal, el cierre de la sede de Deodoro y las clausuras de varios centros de prensa de los estadios, con la intención de achicar los gastos. Además, comentaron que tienen identificados a 10 países que no pueden viajar a Río porque no se les giró el subsidio correspondiente en tiempo y forma.

En la conferencia estuvieron presentes Philip Craven, presidente del comité paralímpico internacional (CPI), Andrew Parsons, vicepresidente del CPI y responsable del comité local, y el dirigente español Xavier González, CEO del CPI, entre otros.

Estado de situación. "Serán 22 deportes, con entradas económicas y la mayor cobertura televisiva de la historia. Además, contamos con el apoyo del alcalde Eduardo Paes y el presidente Michel Temer. Los atletas dedican su vida para participar de estos Juegos y nosotros les tenemos que responder. Sabemos que la situación es difícil, que Brasil no es el mismo de 2009 y que tuvimos que hacer varios. Será difícil contar con estadios repletos como en Pekín o Londres, pero el poder de la gente será un factor determinante", comentó Craven. Además, puso la lupa sobre la "transparencia" en la información que les fueron brindando. "No tuvimos información concreta ni correcta en la previa", dijo.

Fuerte plan de ajuste, con despidos y cierre de Deodoro. González reveló el ajuste que sufrirán los Juegos Paralímpicos de Río: "Hay un programa para reducir el personal. Esto se hará la próxima semana, tras finalizar los Juegos Olímpicos. Se van a reducir los servicios de transporte y la cantidad de voluntarios. Hemos sacado de Deodoro a las disciplinas que estaban pensadas y se llevarán al Parque Olímpico. También se cerrarán algunos centros de prensa y se unirán otros (los Arena Carioca se unificarán). Reduciremos carpas y también la cantidad de espectadores por sedes".

El presupuesto. "Desde el principio trabajamos con un único presupuesto. No hay un presupuesto para olímpicos y otro para paralímpicos. Lo que resulta difícil es saber cuánto se comprometió para los paralímpicos",señaló González.

Delegaciones sin dinero para viajar. "Identificamos 10 países con dificultades de viajar, incluso si se les transfieren las becas del viaje. Este dinero está. Queremos que se sepa y que se va a pagar pronto. Pero también se tiene que saber que tendría que haber pagado el 21 de julio", revelaron desde la organización.

Entradas económicas. El CPI cree que los tickets empezarán a tener una mayor demanda más cerca de los Paralímpicos. Por ahora, se vendieron 300.000 entradas de 2.400.000. El objetivo son los 2 millones de espectadores. La mayoría de las entradas se pueden comprar por 10 reales. "Le pido al público brasileño que apoye a los atletas paralímpicos. No quiero invitarlos, quiero convocarlos. Cada día un atleta brasileño va a estar ganando una medalla. Por eso cada carioca tiene la obligación de venir a apoyarlos. Brasil es un país que se caracteriza por la diversidad", pidió Andrew Parsons, brasileño de ascendencia británica.

El pedido de ayuda al Gobierno. "Esto no es un mal uso del erario público. Por supuesto que estamos sintiendo mucha presión con una crisis política y económica sin precedentes, pero creo que incluir a las personas con discapacidad no es un gasto, es una inversión", destacó Parsons. El CPI necesita del aporte de los gobiernos de Temer y Paes para poder organizar los próximos Juegos Paralímpicos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario